Explotación animal en la industria cárnica

 

Ya lo decía Morrisey en un tema de los Smiths: Meat is Murder. En esta canción habla de como son sacrificados miles de animales que no quieren morir a modo de protesta. Morrisey lleva tiempo siendo vegano y, de hecho, no deja que haya planchas cocinando carne durante sus actuaciones en festivales. En Murcia lo hizo y despertó tanto críticas como admiración. Yo borré a un chico de facebook que puso una tontería que no me gustó y disfruté mucho del concierto, a pesar de que proyectase imágenes de animales maltratados todo el rato. Es genial que alguien famoso pueda dar visibilidad a este tema que tan oculto está.

Esta semana se ha armado muchísimo revuelo con el programa de Salvados sobre la industria cárnica ‘Stranger Pigs’. En este programa que se realizó con la colaboración de Igualdad Animal se destapan casos de explotación animal y de explotación laboral. Mucha gente que consumía productos animales de empresas que han salido, como es el caso de El Pozo, se han indignado por las imágenes proyectadas de animales en condiciones horribles (tumores, pus, canibalismo, etc) y han iniciado una campaña de boicot a éste. Esto no me parece mal ya que el señor Fuertes está en mi lista TOP de enemigos malvados, pero los embutidos de Campofrío o de Nogal no creo que estén hechos de una manera más ética. Y la carne cultivada de manera ecológica, al igual que la leche o los huevos eco dejan mucho que desear.

¿Existe la posibilidad de comer carne de animales felices creada sin explotación? La respuesta es muy obvia pero a muchos les cuesta admitirla: es imposible consumir animales felices porque ningún animal es feliz cuando lo matan para darle placer a un paladar. Por lo menos a mí mi gato no me ha ofrecido nunca que me coma un trozo de su pata ni creo que estuviese contento si lo hiciese. Con los cerdos pasa lo mismo, es más, tienen la inteligencia de un niño de tres años y superan bastante la de los perros y la de los gatos. ¿Por qué una hamburguesa de cerdo sí y de gato no? Pues por un factor cultural y educacional que tenemos que intentar derribar desde la empatía.

Para quien quiera indagar más, sugiero los documentales de Earthlings (Joaquín Phoenix) y de Matadero (Tras Los Muros), disponibles en Youtube. También son interesantes What The Health, sobre nutrición, y Cowspiracy, que habla de cómo influye la carne en el cambio climático y de como se silencia por intereses económicos. Estos dos últimos están en Netflix y son bastante interesantes.

 

0

Start typing and press Enter to search